Fisioterapia Geriátrica

La fisioterapia en geriatría o fisioterapia geriátrica es el conjunto de técnicas de fisioterapia encaminadas a prevenir y tratar lesiones o patologías propias del envejecimiento. El tratamiento de fisioterapia ayuda a reducir el dolor, restaurar la movilidad, mejorar el equilibrio y la confianza y autonomía del anciano.

¿En qué situaciones está indicada la Fisioterapia Geriátrica?

Existen muchas patologías comunes que pueden ser tratadas de forma efectiva con fisioterapia. Algunas enfermedades relacionadas con el envejecimiento son la artritis, la osteoartritis, derrame cerebral, enfermedad de Parkinson, secuelas de cáncer, las amputaciones, la incontinencia urinaria y fecal, y las enfermedades cardíacas y pulmonares. Las enfermedades como el Alzheimer, la demencia, los desórdenes de la coordinación y el equilibrio, reemplazos articulares, fracturas de cadera o las limitaciones funcionales relacionadas con la movilidad como pacientes encamados  también pueden mejorar a través de la fisioterapia geriátrica.

La fisioterapia previene las caídas

La mayoría de las personas piensan en la fisioterapia como una forma de tratamiento a seguir después de un accidente, o en relación con una enfermedad. Pero la fisioterapia en geriatría es útil para mejorar el estado físico general y ayuda amantener la independencia del anciano durante períodos más largos de tiempo. La fisioterapia también ayuda a evitar caídas, algo que es crucial para estas personas.